En el campo

WhatsApp-Image-2018-12-20-at-12.22.53-1

Son las siete de la mañana y acabo de llegar al bar donde queda la cuadrilla para engancharse. Yo vengo solo en mi coche, sea a Cieza, a Abarán, Ulea, Mazarrón…nadie me ayuda a pagar la gasolina, y la empresa no me pone un céntimo para esto. De aquí a la tierra a donde vamos hay cuarenta minutos de carretera. Todos los años hay quien se deja la vida en el camino, sobre todo los que más tienen que madrugar porque vienen de lejos. El cansancio no perdona. Y si no acabas la faena y haces falta puedes estar hasta trece horas diarias, normalmente de 6:30 a 8 de la tarde, hasta que se vaya el sol. Donde se echan menos horas, es porque se las come la carretera. O lo tomas, o lo dejas, son condiciones de la empresa.

Bueno. Pues otro día más con la cuadrilla: treinta tíos con edades entre 18 y 60, pero los que más entre 40 y 50, porque ya los conocen y aquí si no te conocen no entras; esto no es el almacén. Yo estoy aquí porque un familiar que ha trabajado con ellos habló por mí. “No les digas de dónde vienes”, me aconsejaron , “habla lo menos posible con ellos”, pero ellos detectan pronto al que viene de otro sitio, y la gente joven con estudios que viene aquí cuando no encuentra nada de lo suyo, a veces se convierte en objeto de burla y de insulto. No son todos, pero este es el ambiente general que me toca soportar. Dicen que el campo es más libre de control, pero el encargado se tira dando gritos todo el tiempo. Hay insultos, no solo a mí, insultos entre los trabajadores, que no se respetan ni ellos, mal ambiente de trabajo generado por la incultura y la pasividad que fomenta tanto la patronal como la política de los gobiernos de turno. Los de mi cuadrilla beben, fuman porros, se meten rayas delante del encargao, otro como ellos, un tío de cincuenta años estropeaos, que tolera y fuma él mismo. ¿Que se pierde tiempo de producción? Seguramente, pero la gente drogada no se queja, y aguanta lo que le echen. Según ellos trabajan más fuerte, pero su salud ¿se la han visto?, ¿cómo se les queda la mente y el cuerpo para lo que les queda de vida laboral?

Se ven mujeres pasar a lo lejos. ¡Ya están gritándoles! No pueden ni asomarse. Las insultan dirigiéndose a ellas como si fueran objetos. Da vergüenza ser hombre y ver esto. Espero que al próximo trabajo me toque en cuadrilla mixta, que las hay en otros sitios. Cuando pillo un trabajo así me pongo al lado de ellas; no sienten tanta necesidad de hacerse valer humillando a los demás siendo vulgares, ni se drogan tanto. ¡Eh!, ¡dejadme las cosas! Esta gente me tira las cosas porque no como enlatado como ellos ni como carne. Ya se lo dejo advertido, que hablen lo que quieran pero que no me toquen nada. No tiene uno bastante con los encargaos que también… Y todo esto para pagarte de 6 a 4,5 euros a la hora, y todas las horas iguales, sin extra ni nada. Eso si estás en la recogida, que si estás en la poda pagan a destajo, no por hora. A lo mejor a las tres semanas te dicen que es para costear el autobús que han puesto, y si no estás de acuerdo, te pagas tú tu coche y la hora se queda a un euro más. El contrato, me lo dan al mes y pico de trabajar. Firmo el contrato con el encargado, directamente con la empresa, y luego a lo mejor me dicen que estoy con Treball al Día, y después que estoy con otra ETT. A cobrar, te mandan a donde estén las oficinas, aunque estén en otro pueblo, a cobrar en mano, sin nómina, sin saber si te están cotizando, lo que muchas veces no hacen. Es todo muy precario. Tijeras, serruchos, capazos… los traes tú. No te dan ningún equipo de seguridad, ni para el del tractor. Se ponen a fumigar estando la gente entre las filas. No hay curso de riesgos laborales. Para comer es en medio del campo, hacer tus necesidades, igual.

Lo peor es para los inmigrantes. A diferencia de otros sitios, aquí los fijos son de aquí mientras los extranjeros llevan los tractores, están cargando y descargando y cobrando tres euros mientras los de aquí cobran seis y medio. Cuando los de aquí llegan a trabajar, los inmigrantes ya están ahí, más horas cobrando la mitad. Sus condiciones de vida son malas. Este verano les quemaron un almacén en ruinas donde vivían rodeados de basura y escombros. Dicen que fue el dueño mismo, porque nadie se queja de cómo los explotan, solo de que estén en el barrio tirados por la calle. Cuando es la recogida, los patrones los meten en almacenes hacinados sin agua ni luz. ¿Intervención del ayuntamiento más de una vez? Ceder los lavabos y duchas del polideportivo municipal. Porque la explotación agrícola es la riqueza local. Los magrebís en su mayoría están sin papeles, porque cobran en mano, sin nómina, y a mitad de salario, y los días de inspección no hay ni uno; se avisa al patrón para que desaparezcan. Muchos de ellos no saben ni hablar ni escribir en castellano, lo que les deja en indefensión.

¿Huir de esto?: No hay otra cosa. La economía de nuestros pueblos está reducida a esta esclavitud asalariada. Trabajo precario, en servicios o en agricultura, trabajo no cualificado.  En la mayoría de los sitios te hacen coger contrato nuevo para que no cojas antigüedad. La mayoría echan todo el año cambiando de campo en campo. Hombres de entre los 35 y los 50 (podar, clareo, recogida), después de doce horas reventaos no tienen tiempo de estudiar y pensar en otra cosa. Si te vas, si quieres estar tres o cuatro meses, te dicen que ya no vuelvas…tienes que quedarte aquí. No conozco a nadie que haya denunciado esto. Cuando intentas hacer ver esto la respuesta es: “eres un crío, no tienes ni idea; los jóvenes no saben cómo funciona el mundo, queréis cargaros el motor económico” Hasta los animales pelean más por su vida. Los hombres pueden beber litros…es para el aguante psicológico, gente que se resigna pero reprimiendo su instinto de luchar por su vida, no puede estar sana. Sabemos que quien se queja será un trabajador marcado si no hay apoyo y organización de sus iguales. Es por eso que solo está el camino de la lucha colectiva. Con la pasividad no vamos a conservar nada, ni siquiera la supervivencia, SIN LUCHA, LO PERDEREMOS TODO, PUES TODO IRÁ A PEOR, CON LUCHA EN CAMBIO, SIEMPRE PODREMOS MEJORAR Y SUPERAR LO EXISTENTE

POR LA CULTURA OBRERA

POR LA RESISTENCIA POPULAR

POR LA AUTOGESTIÓN Y EL COMUNISMO LIBERTARIOLogo-cieza

 

 

 

Anuncios

Publicado el diciembre 20, 2018 en Actualidad, Artículos de opinión, Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: